miércoles, 28 de septiembre de 2011

Y los sueños sean mentiras de verdad...


Y que salga el sol por Algeciras
y la media luna por Bagdad
y los sueños sean mentiras de verdad
(Joaquìn Sabina)



Román: Hoy por la tarde mientras dormía una siesta soñe, nada raro ya que sueño cada vez que duermo, lo curioso es que en mi sueño había una muy buena puesta en escena con mucho color y me desperte entre aturdido y un poco dormido pensando si antes de que llegue el tecnicolor las personas soñaban en colores o en blanco y negro.


Lu: Y yo imagino, nada raro ya que vivo imaginando, que las personas aun no existiendo el tecnicolor ya soñaban en colores, pues es aqui donde digo que si los sueños son impulsados por el inconsciente y en este viven los deseos, instintos y recuerdos que un sujeto reprime por resultarle inaceptables,nadie hubiera podido escapar a reprimir la idea de fabular con algo que no existe pero es tan fascinante como el color del mundo... Yo afirmo que si me hubiera tocado vivir en aquella triste época mi mente, conciente e inconciente no hubieran hecho otra cosa que no sea remitirse al tecnicolor, nada hubiera sido mas añorable y aseguro que en tu ser a hubiera ocurrido lo mismo...


Romàn: Si sin dudas, de todas maneras yo prefiero soñar despierto, los que soñamos despiertos tenemos una perspectiva que los que solo sueñan dormido no....


Lu: Sin dudas! soy una soñadora compulsiva y como tal puedo afirmarte que soñar despierto es la mejor manera de ver la perspectiva de la realidad, pero la perspectiva transformable, que reiteradas veces el que solo sueña cuando duerme nunca asimila, digamos, se queda con lo soñado y no lo traslada a la sustantividad!




Con Román, mi primo, un soñador empedernido, a la única persona que quizás pude robarle su frecuencia telepática, con el que mas de una vez anduvimos soñando en alguna ciudad, en algún recital, imaginando un día Londinense, subiéndonos a algún tren, escuchando la voz del flaco.


Ves cosas y dices,"¿Por qué?" Pero nosotros soñamos cosas que nunca fueron y decimos, "¿Por qué no?".





No hay comentarios:

Publicar un comentario